Valle de Bravo.

Se testigo de la magia, belleza escénica natural y cultural de Valle de Bravo, Pueblo Mágico. Se parte del sentido aventurero que despierta a cada visitante en la práctica de actividades recreativas y deportivas, como: esquí acuático, vela, ala delta, vuelo en parapente, recorridos en lancha, senderismo, campismo y golf, por mencionar algunos.